.melo en Kathmandu (y en la India)


Vuelo a ninguna parte
Lunes, 6 abril 2009, 5:27
Filed under: katmandú, nepal

Cilindros de oracion

Ya estoy en Pokhara, al pie del macizo del Annapurna, pero comienzo por el principio.

El sabado madrugamos, queriamos recorrer el valle de Kathmandu, el corazon historico de Nepal. Queriamos ver varios puntos declarados Patrimonio Mundial de la Unesco.

Bajamos a desayunar (habiamos descubierto una pasteleria que tenia una bolleria deliciosa) y ya con el estomago lleno decidimos negociar un taxi.

El primero nos pedia 3.000 rupias nepalis por estar toda la manana con nosotros, pero nos parecio excesivo. Le ofrecimos 1.500, nos dijo que por menos de 2.500 imposible pero cuando vio que nos acercabamos a pedir precio a otro taxista accedio.

Era un taxista budista y los budistas (como los sijs en India) no te la suelen liar, suele ser gente de fiar.

Primero fuimos a ver la stupa budista de Swayambhunath, que se encuentra en lo alto de una colina al oeste de Kathmandu y que es mas conocido como el ‘templo de los monos’.

Es un templo budista del siglo V, bastante curioso, ademas ofrece un mirador sobre toda la ciudad y es curioso ver el ejercito de monos que campa a sus anchas por todo el templo.

Muchos de los vendedores que hay en los alrededores del templo son refugiados tibetanos.

De ahi fuimos a ver la plaza Durbar de Patan. La plaza Durbar (en Patan, en Kathmandu y en otras muchas ciudades nepalis) es una concentracion de templos en una gran extension en el centro de las ciudades.

La plaza Durbar de Patan es muy curiosa.

De Patan fuimos a ver las fascinantes calles de Bhaktapur, segun dicen, la ciudad nepalesa que mejor conserva sus restos medievales.

Esta a unos cuarenta kilometros de Kathmandu y es el sitio al que el taxista nos nos queria llevar al principio, dada la distancia.

Pero merece la pena. Ademas de que arquitectonicamente es muy curioso, te ofrece la perspectiva de ver como vive el nepales en su dia a dia en una pequena ciudad.

En cada visita, el taxista aparcaba a la sombra, nos esperaba y nos volvia a coger. Al principio estaba un poco seco, supongo que por nuestra negociacion a la baja, pero poco a poco se fue soltando y era majete.

Nos sorprendia que nos nos hubiese querido llevar a ninguna tienda, o que no hubiera intentado intermediar en nada para llevarse una comision.

Volvimos a coger el coche de vuelta a Kathmandu, le comentamos el tema y el nos comentaba que era budista y que le parecia mal intentar enganar a los turistas, que eso era dinero facil pero que no le iba a dejar dormir por la noche y que preferia ir por la vida de una manera recta.

Ademas el habia estado en India y los indios le habian timado en algun precio y eso le parecia mal, asi que el no lo hacia en su trabajo.

Le preguntamos por el gobierno nepali, ahora en manos maoistas. Primero nos dijo que el de politica no entendia, pero luego entre dientes comento que con el gobierno anterior habia menos cortes de luz, mas gasolina, …

Llegamos nuevamente a Kathmandu y fuimos a ver la stupa budista de Bodhnat, la mayor de Nepal. Y era cierto, muy grande y muy fea. Lo interesante era la atmosfera tibetana que se mascaba alrededor.

Y nos dieron la cuatro, teniamos hambre, asi que volvimos al centro a comer. Podeis ver algunas fotos del Valle de Kathmandu.

Contratamos al taxista para el dia siguiente, ayer domingo le necesitabamos prontito. Nos puso un precio razonable esta vez y no le discutimos ni una pela.

El sabado por la tarde estuvimos descansando, recorriendo el centro, comprando cuatro cosas, …, pero nos recogimos pronto por que ayer domingo debiamos de madrugar.

Habiamos contratado el Everest Flight. A ver si finalmente se llevaba a cabo.

El Everest Flight es un vuelo que se realiza al amanecer en un turbohelice pequenito, que parte del aeropuerto de Kathmandu, recorre durante una hora la cordillera del Himalaya sobrevolandola a 6.000 metros de altura y que una hora mas tarde aterriza nuevamente en el aeropuerto de Kathmandu.

Un vuelo a ninguna parte.

Pero no estaba claro que partiesemos y de partir no estaba claro que viesemos nada.

Al comprar el billete, con Yeti Airlines, nos comentaba la chica que ultimamente se estaban suspendiendo los vuelos a esa zona por que las condiciones climatologicas no eran nada buenas, y que de suspenderse el vuelo nos devolvian el dinero.

Ademas hablando con diferentes expediciones al Everest y a otras montanas de la zona nos comentaban que no sabian cuando iban a poder salir por que los vuelos al aeropuerto de Lukla eran intermitentes.

Ademas la semana pasada se despeno una avioneta en la pista de ese aeropuerto (es uno de los aeropuertos mas peligrosos del mundo).

Nosotros no teniamos ese problema por que despegabamos y aterrizabamos del aeropuerto de Kathmandu, que tiene buena pista, pero no sabiamos ni si podriamos despegar.

A las cinco y media de la manana no estaba esperando a la puerta del hotel el taxista budista y salimos zumbando hacia el aeropuerto.

El trafico de Kathmandu, habitualmente atascado, era inexistente y lo que normalmente te puede llevar tres cuartos de hora lo hicimos en diez minutos.

Llegamos a la terminal de vuelos domesticos y nos confirmaron que despegabamos.

Teniamos miedo de no ver nada.

Estaba amaneciendo y el cielo tenia un extrano color ‘panza burra’. Una densa neblina cubria el cielo en el valle de Katmandu y no sabiamos si ibamos a estar una hora volando dentro de una nube sin nada de visibilidad.

Tras pasar varios tramites accedimos a la sala de embarque de Kathmandu y pasadas las seis y media de la manana nos llamaban para embarcar.

El avion era un turbohelice de treinta plazas, con diez filas de tres asientos cada una, aunque solo se vendian los dos asientos laterales, dejando el de en medio libre, de modo que todo el mundo tuviera ventanilla.

Como el trayecto era de ida y vuelta ibas a tener la cordillera en tu ventanilla, bien a la ida, bien a la vuelta.

Y las ventanillas eran algo mas grandes de lo normal. Ademas de la tripulacion volamos dieciocho pasajeros.

Despegamos con una visibilidad muy baja, pero fue coger altura, salir del valle y comenzar a ver el cielo azul. Igual teniamos suerte.

Y si la tuvimos, encaramos el Himalaya, dejamos a nuestra izquierda el Annapurna y comenzamos a recorrer el Langtang Lirung (7.234m), el Sisha Pangma (8.013m), el Melungtse (7.181m), el Cho-oyu (8.201m), el Gyachungkang (7.952m), el Nupse (7.855m), para llegar al Everest (8.848m), el Lhotse (8.516) y finalizar en el Kanchenjunga (8.586m) y el Makalu (8.463m).

Aqui podeis ver algunas de las fotos que sacamos durante el vuelo.

Dimos media vuelta y comenzamos a ver los mismos picos al reves. No volabamos a demasiada altura, veias las montanas de frente y realmente impresionaban.

Ademas estaba amaneciendo y los rayos de sol reflejandose en las nieves perpetuas ofrecian unos reflejos dorados que marcaban aun mas la orografia de la cordillera.

Volvimos a aterrizar en Kathmandu alucinados y de ahi al hotel.

El siguiente punto de nuestro viaje era Pokhara. Yo habia decidido acercarme en avion por que no era caro y me ahorraba entre ocho y nueve horas de bus por las carreteras nepalis (bastante kilometraje nos metimos en el Rajastan) y Javi prefirio venir por tierra para ver el paisaje.

Nos encontrariamos en Pokhara.

Volvimos al hotel, prepare mi mochila, me despedi de Javi y a las doce me estaba esperando nuevamente el taxista budista para acercarme por segunda vez en el dia al mismo aeropuerto. Javi vendria al dia siguiente.

A la una del mediodia el terminal de vuelos nacionales del aeropuerto de Kathmandui no tenia nada que ver con la tranquilidad que habia a las seis de la manana y ahora parecia mas una lonja de pescado que una terminal de viajeros. Era curioso.

Tras facturar, multiples cacheos y que no me pidieran el pasaporte ni una sola vez (en India te cacheaban menos pero tenias que presentarle el pasaporte hasta a la senora de la limpieza) pase a la zona de embarque y pasadas las dos y media cogimos el minibus hasta el avion.

Curiosamente era el mismo avion que habiamos cogido por la manana, solo que esta vez se ocupaban las tres filas.

Me sente al lado de una chica nepali de unos quince anos y detras nuestro iban sus padres.

Su padre estaba emocionado por que era la primera vez que volaba su hija. Me lo dijo un par de veces e incluso grabo en video un tramo del trayecto.

Aterrizamos una horita despues, cogi un taxi, me acerque al hotel deje la mochila y me fui a comer.

Ahora a relajarme un poco, que llevamos mucho tute encima.

Javi me ha mandado un mensaje al movil esta manana comentando que ha debido de tener algun problema el bus y que en vez de llegar hoy, vendra manana a comer.

A ver que da de si Pokhara. Aun nos queda una semanita de viaje.

Anuncios

7 comentarios

Me encanta tus descripciones,pienso realizar un viaje similar al tuyo en Octubre, me gustaria si podes , que me des tu correo privado, ya que hay muchas cosas que me gustaria preguntarte. Mucha suerte en lo que queda del viaje !!!!!!!!!!!!Gracias Liz

Comentario por Liz

Un 11 para las fotos. Un 10, 5 para los comenatarios. Prepárate, a tu vuelta te vamos a cambiar al departamento de compras. Ya le he comentado al presidente que nos vas a ahorrar miles de rupias, perdón … de euros. Regateas mejor que gárate (que aunque con apellido vasco jugaba en el atlético … de madrid).

Cuídate. Un abrazo de todos nosotros.

Comentario por jac

Puff, vaya rollo, compras :)

Aqui no es dificil comprar.

Ellos inflan el precio (los japos y los yankees pagan lo que se le pida) y si sabes mas o menos donde esta el precio real, si lo aguantas, al final lo consigues.

No solemos regatear. Damos nuestro precio y o nos lo venden o no.

Si el tercero no nos lo venden a ese precio es senal de que nos hemos pasado y lo corregimos un poco.

Un abrazo, nos vemos al semana que viene por la ofi,

Comentario por .melo

Seguimos tus crónicas viajeras con mucho interés, aunque nos preguntamos desde aqui como tienes tiempo para preparar todas estas cosas! aunque nos encantan. Un besote, seguid disfrutando
Eugenia

Comentario por Eugenia

Buenas Uge,

Me alegro de que te mole.

Me he traido el portatil, suelo escribir el post por la noche en el hotel y durante el dia, en un rato, copiarlo en un pendrive y subirlo en un ciber.

Un beso,

Comentario por .melo

Hola mis niños ¿Cómo va eso?? Ya veo que estáis haciendo muchas cositas…

Me debéis una copita cuando volváis y así me contáis en persona…

Un beso a los dos.
Inés

Comentario por Inés

Cuenta con esa copa a la vuelta Ines.

Un beso muy fuerte desde Nepal,

Comentario por .melo




Los comentarios están cerrados.



A %d blogueros les gusta esto: