.melo en Kathmandu (y en la India)


Fotografía en India y Nepal
Domingo, 8 marzo 2009, 22:26
Filed under: fotografía, india, nepal, viajes
Mumbai Dabbawala

Mumbai dabbawala

Uno de los motivos para elegir viajar a India y a Nepal ha sido su fotogenia.

Estos dos países son la “Disneylandia de los fotográfos”.

Mil colores, personas que llevan escrita la historia de su país en las arrugas de la cara, paisajes idílicos, realidades duras, costumbres sorprendentes, templos y palacios deliciosos, …, convierten en un gozada capturar la realidad con una cámara.

Para un fotógrafo Asia es en general muy agradecida. Basta con encuadrar y medir para conseguir unas fotos chulas.

El atrezzo y la escenografía la ponen ellos en todo momento, da igual el lugar en el que estés, la hora del día o hacia dónde enfoques.

Por contra, no es raro encontrarte luces demasiado “duras” y poco polarizadas (hay que aprovechar la “hora azul” del amanecer y del atardecer); en zonas urbanas es habitual aun en días y horas luminosas disfrutar de poca luz por lo angosto del entramado de muchos callejones; en zonas rurales, el polvo y la humedad pueden machacar el equipo, …

Tanto a Javi como a mi nos gusta la fotografía.

Javi es cámara y además tiene gusto y lo transmite a sus fotos; y yo, que he ido aprendiendo más ‘a huevo’, llevo tiempo avanzando (es lo bueno de partir de muy abajo) y seguro que con Javi al lado veo otros encuadres y crezco como fotógrafo.

Cada uno llevamos un cuerpo reflex Canon, por lo que podemos compartir lentes y el otro día estuvimos charlando sobre qué objetivos llevábamos.

Ya sabemos, de otros viajes, lo que es andar todo el día con una mochila de fotografía y estamos acostumbrados a portear equipo.

Además esta vez el peso se divide entre dos.

Llevaremos un 12-24, un ultra angular, para paisajes, panorámicas, arquitectura, perspectivas, …

Dos angulares para llevar normalmente “calzados” en las cámaras, un 18-50 y un 24-70 (éste más ‘todoterreno’ sin serlo del todo), los dos 2.8 para poder disparar con poca luz sin tener que tirar mucho de ISO para evitar ruido.

Una focal más larga, un tele, un 70-200, que allí puede dar mucho juego.

Y quizás una focal fija muy luminosa, un 50mm. 1.8 para situaciones de poca luz, o cuando queramos llevar un objetivo discreto y ligero.

Lo acompañaremos con un flash para utilizarlo rebotado, como flash de relleno, en circunstancias de poca luz.

Además llevaremos una cámara compacta, ligera, para poder llevarla en el bolsillo cuando estemos cansado y prefiramos dejar la reflex en el hotel, cuando sales a cenar, llevas “una chaqueta del quince” y no te apetece portear equipo, …

Para descargar las fotos y procesar in situ los jpg (por que tiraremos en RAW) llevaremos un portatil pequeñito, un notebook de kilo y medio de peso y diez pulgadas de monitor.

Y además llevaremos cargadores, baterías, filtros, tarjetas, …

Deberemos tener especial cuidado en el desierto de Rajastán (y en medio viaje) con el polvo para que no se meta en el sensor y nos estropee el equipo.

Llevaremos el equipo en dos mochilas de fotografía para que vaya acolchado y no sufra y deberemos andar con ojo para que esté seguro y no ‘vuele’.

Menos mal que solemos viajar ligeros de equipaje, por que para temas de fotografía vamos a llevar unos cuantos kilos.

Si queréis podéis ver fotos de viajes anteriores.

Anuncios

1 comentario

Se te ha olvidado mencionar un motor BG-E3 (lo estoy leyendo de la etiqueta; prometo dártelo mañana lunes). Ah, si los viajes anteriores han salido bien, éste saldrá mejor: por fin Dorotea ha acertado y te ha comprado la divisa adecuada (había peligro de que te comprara zlotys, o dólares australianos, o así).

Comentario por La niña de Rajoy




Los comentarios están cerrados.



A %d blogueros les gusta esto: