.melo en Kathmandu (y en la India)


Expreso T-27 Pekín-Lhasa
Martes, 14 agosto 2007, 22:50
Filed under: china, tibet, transportes, viajes

Expreso T-27 Pek�n-Lhasa

La línea ferroviaria Qinghai-Tíbet, cuya primera fase se comenzó a construir en secreto en los 50 y que se inauguró en julio de 2006, es un camino celestial (Tianlu en mandarín) que permite viajar desde Pekín a Lhasa, capital del Tíbet, en un espectacular viaje que cruza China de noreste a suroeste.

Curiosamente, es más corto en la ida cuesta arriba (47 horas y 28 minutos) que en la vuelta cuesta abajo (48 horas).

En su punto más alto, alcanza los 5.072 metros, 227 más que el Mont Blanc francés y 255 más que el tren andino de Perú, hasta ahora el más alto.

Casi tan alta está una de sus estaciones, la de Tanggula (5.068 metros), que es igualmente la más alejada del nivel del mar del planeta, y lo mismo se puede decir de uno de sus túneles, a 4.264 metros de altitud.

Las grandes alturas que alcanza este caballo de hierro hicieron que circulara el rumor de que sus vagones estarían presurizados como los aviones, idea que fue descartada por los directores de los trabajos porque cerrar herméticamente el tren tras cada parada llevaría demasiado tiempo.

En su lugar, se optó por poner mascarillas de oxígeno bajo los asientos.

El tren, en cifras

  • Es la línea más alta del mundo: el paso Tanggula está a 5.072 metros sobre el nivel del mar. Casi la mitad del recorrido, 960 km, transcurre por alturas superiores a los 4.000 metros y 550 km atraviesan hielos perpetuos.
  • Su velocidad media es de 120 km/h, salvo en los hielos perpetuos, en que desciende a 100.
  • En las obras participaron 30.000 obreros, 6.000 de ellos de la etnia tibetana. Cobraron una media de 1.000 dólares anuales (787 euros), un poco menos que la renta per cápita china pero dos o tres veces más que los ingresos de un campesino del Tíbet.
  • La línea tiene siete túneles, entre ellos el más alto (a 4.264 metros) y 33 pasajes bajo la vía para permitir el paso a los antílopes tibetanos en sus migraciones de todos los veranos. Pasa por 45 estaciones, 38 de ellas apeaderos, entre ellas la más alta del mundo, también en Tanggula.
  • El tren tiene 16 vagones, fabricados por la empresa chino-canadiense Bombardier Sifang, que tienen capacidad para 98 pasajeros cada uno.
  • El billete de ida cuesta 48 dólares en la clase más barata (asiento duro), casi seis veces menos que en avión. La clase media (cama dura) cuesta 101 y la más cara (cama blanda) 157.

Más fotos en Очевидец

Más info en El País

Anuncios

1 comentario

Hola,
Me parece espectacular tu blog. Mira, estoy partiendo a la China y luego al Tibet (Lhasa) para finalmente atravesar los Himalayas rumbo Nepal.
¿Sabes si hay forma de cruzar por tierra los Himalayas hasta Katmandu?
Gracias, César. Perú.

Comentario por Cesar




Los comentarios están cerrados.



A %d blogueros les gusta esto: